LGBT Community: History and legal

of 33
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information Report
Category:

Journals

Published:

Views: 80 | Pages: 33

Extension: PDF | Download: 0

Share
Description
LGBT Community: History and legal
Transcript
  Jorge Mejía Turizo**Maury Almanza Iglesia*** Comunidad LGBT: Historia y reconocimientos jurídicos * LGBT Community: History and legal recognitions * Este artículo es el resultado de los avances teóricos del proyecto de investigación “Ecacia de los derechos reconocidos a la población homosexual desde su contenido histórico jurisprudencial en Colombia” que se desarrolla en el grupo de investigación Historia del Derecho y las Prácticas Jurídicas en la Formación de Abogados de la Universidad Simón Bolívar. Y corresponde esencialmente a la ejecución del primer objetivo de investigación que se orienta a “realizar una reconstrucción histórica y jurisprudencial de reconoci- mientos jurídicos obtenidos por la población homosexual en Colombia”, para lo cual se ha tomado una prolíca literatura anglosajona, alemana y de Iberoamérica, normativa internacional, una recopilación de la producción jurisprudencial en Colombia en materia de derechos de la población LGBT.** Abogado de la Universidad Simón Bolívar. Maestrando en Derecho Administrativo, Diplomado en Gestión y Políticas Públicas de la ESAP, Joven Investigador de Colciencias 2010. Integrante del grupo Historia del Derecho y las Prácticas Jurídicas en la Formación de Abogados. mejiaturizo@gmail.com*** Abogada. Especialista en Derecho Administrativo. Magíster en Educación. Líder del grupo Historia del Derecho y las Prácticas Jurí-dicas en la Formación de Abogados de la Universidad Simón Bolívar. mauryalma@hotmail.com Objetivos Objetivo general: Determinar la ecacia de los derechos reconocidos a la población homosexual teniendo en consideración su desarrollo histórico-jurisprudencial en Colombia. Objetivos específcos: 1. Realizar una reconstrucción histórica y jurisprudencial de los reconocimientos jurídicos obtenidos por la población homosexual en Colombia. 2. Establecer en qué medida entidades de derecho público y de derecho privado dan cumplimiento a los derechos recono-cidos a la población homosexual. 3. Determinar los factores que inciden en el desconocimiento de los derechos reconocidos a la población homosexual. Método: Este trabajo de investigación está orientado bajo un paradigma de corte histórico hermenéutico, en consideración a que se pretende partir de una reconstrucción de la evolución que han tenido los derechos de la comunidad LGTB en Colombia. A n de analizar e interpretar sus logros jurídicos y más especialmente jurisprudenciales a la luz del Derecho Internacional de los Derechos Humanos. El enfoque a utilizar será el cualitativo, el método empleado es el inductivo. La población está constituida por la población homosexual, entiéndase en forma de asociación como ONG o individualmente tratadas, y por entidades públicas o privadas a quienes corresponda otorgar benecios cuando quiera que una pareja homosexual lo solicite (EPS, fondo de pensiones, cárceles, juzgados, compañías de seguros, etc.). Como técnicas de recolección de información se acudirá a la entrevista, las encuestas y análisis de documentos (jurisprudencias de la Corte Constitucional). Resultados: A través del presente artículo de investigación se exponen los resultados obtenidos con la ejecución del primer objetivo especíco del proyecto “ecacia de los derechos reconocidos a la población homosexual desde su contenido his -tórico jurisprudencial en Colombia”. Así las cosas, se pone a consideración una reconstrucción minuciosa y fragmentada  por periodos de la historia de la comunidad LGBT y se presenta una línea jurisprudencial organizada por ejes temáticos correspondientes a derechos que se han reclamado, fruto de un análisis y síntesis de sentencias de la Corte Constitucional.Recibido: Marzo 19 de 2010 / Aceptado: Mayo 10 de 2010 Artículo de Investigación/Research Article  Revista Justicia, No. 17 - pp. 78-110 - Junio 2010 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia  79 “El respeto al derecho ajeno es la paz”. Benito Juárez Introducción Antes de abordar el tópico puntual atinente a la reconstrucción histórica de la comunidad LGBT en los distintos estadios del tránsito evo-lutivo de la humanidad y los avances jurídicos de este sector de la sociedad, es pertinente precisar ciertos aspectos conceptuales, a n de brindar una debida contextualización y orientación que  permitan entender el problema, de una manera holística. En ese sentido, se empieza por realizar una aproximación conceptual de varias nocio-nes que en este ámbito es menester distinguir: orientación sexual, identidad sexual e identidad de género. En cuanto al primero, hace referen-cia a la atracción emocional, sentimental y afec-tiva hacia otras personas. Cuando la atracción se dirige hacia el sexo opuesto, se dice que la orientación es heterosexual, si se orienta hacia el mismo sexo, se habla de homosexualidad, y cuando se encauza hacia ambos sexos se cono-ce como bisexualidad. Existen así mismos, otras orientaciones como los pansexuales, quienes  pueden sentirse atraídos por las personas inde- pendientemente del sexo y género, incluyendo aquellas que poseen una dicotomía sexual como los intersexuales, transexuales e intergéneros. Por otra parte, la identidad sexual se expre-sa como sentimiento psicológico y la autoper-cepción de ser hombre o mujer, mientras que la identidad de género tiene que ver con la adhe- rencia de una persona a las normas, usos y de -niciones sociales de masculinidad y feminidad, esto es, la tendencia a aceptar o identicarse con lo que la sociedad considera como propio de uno u otro sexo 1 . Teniendo en consideración que el término género se circunscribe en una categoría de orden simbólico, cultural y social. Ahora, en torno a la moderna designación que utilizan las personas con orientaciones sexuales homoeróticas para agruparse en sus diferentes manifestaciones, esto es, “LGBT”, es preciso ilustrar que es una sigla que se encuentra en uso desde los años 90 y corresponde a una extensión de la expresión LGB, que a su vez había reem- plazado a la voz “comunidad  gay ” que muchos homosexuales, bisexuales y transexuales sentían que no les representaba adecuadamente 2 . En su orden la sigla hace alusión al grupo conformado  por lesbianas,  gays , bisexuales y transgeneristas. Esta multicitada sigla se ha constituido como una expresión de auto-identicación y ha sido adoptada por la mayoría de comunidades y me-dios de comunicación LGBT en muchos países angloparlantes 3  y recientemente en Latinoamé-rica. No obstante, no son de la complacencia de todos a los que literalmente integra. Por un lado, algunos intersexuales (hermafroditas) quieren ser incluidos en el grupo LGBT y preferirían el término “LGBTI” 4 . Por otro, ciertos individuos 1. Basado en las indicaciones de la American Psychlogical Asso-ciation. 2. Swain, Keith W. Gay Pride Needs New Directio n, Denver Post, 2007.3. Terry Stone, CenterLink (formerly The National Associa-tion of Lesbian, Gay, Bisexual and Transgender Community Centers) and Movement Advancement Project (MAP), Com-munity Center Survey Report: Assessing the Capacity and Programs of Lesbian, Gay, Bisexual, and Transgender Com-munity Centers. 2008.4. Aragón, Angela Pattatuchi. Challenging Lesbian Norms: In-tersex, Transgender, Intersectional, and Queer Perspectives, Haworth Press, ISBN 1-56023-645-0, 2006.  Revista Justicia, No. 17 - pp. 78-110 - Junio 2010 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia C OMUNIDAD  L GBT : H ISTORIA   Y   RECONOCIMIENTOS   JURÍDICOS LGBT C OMMUNITY : H ISTORY   AND   LEGAL   RECOGNITIONS  80 de un grupo pueden sentir que no tienen ninguna relación con los individuos de los otros grupos englobados y encontrar ofensivas las persisten-tes comparaciones 5 . Estas tensiones al interior de esta minoría encuentran sus manifestaciones más protuberantes en circunstancias como el hecho de que algunos transgeneristas no sientan que sus necesidades y causas correspondan a las mismas de los del resto del grupo. Así mismo, en este ámbito es constante hallar movimientos de “separatismo  gay  y lésbico” que se orientan a fomentar un cisma al interior de la comunidad  para disgregarse en razón a su distinción, lo cual genera un efecto endodiscriminador. Aunque lo cierto es, que una gran porción de esta comu-nidad consciente que la lucha por su reconoci-miento legal y social requiere partir del consen-so y la unidad, huye y precave cualquier tensión segregativa. Perspectiva histórica  Periodo clásico Es acertado para los nes de este cometido, mirar en retrospectiva las situaciones o vicisitu-des que han debido afrontar esta minoría en razón a su orientación y comportamiento sexual en los diferentes contextos de la historia, destacando que las investigaciones históricas sobre homose-xualidad, iniciaron en Berlín, Alemania en 1899, fueron interrumpidas en la era nazi en 1933 y se reanudaron en Estados Unidos en 1950, en ese orden es dable señalar algunos vestigios remo-tos de la presencia y aceptación del fenómeno homosexual en el tránsito evolutivo de la huma-nidad, obtenidos a partir de tales investigacio-nes. Así, se empieza por anotar que en la antigua cultura helénica no se diferenciaba el deseo o comportamiento sexual por el sexo biológico de quienes lo practicaban, sino por cuánto se adap-taba dicho deseo o comportamiento a las normas sociales. Estas normas se basaban en el géne-ro, la edad y el estatus social. Particularmente a este respecto se considera que hay dos puntos de vista sobre la actividad sexual masculina en la antigua sociedad griega. Algunos estudiosos del tema, como Kenneth Dover  6  y David Halpe-rin 7 , aseveran que había una clara y ostensible división asimétrica entre compañeros “activos” y “pasivos”, y esta polarización activo-pasivo estaría asociada con roles sociales dominantes y sumisos: el rol activo se asociaría con la mas-culinidad, con un estatus social superior y con la edad adulta, al paso que el rol pasivo se asociaría con la feminidad, con un estatus social inferior y con la juventud 8 . En este contexto era enton-ces aceptable y normal que un hombre adulto de alcurnia o estirpe social alta mantuviere relacio-nes con un joven de ralea baja, siendo el primero quien asumiera el papel activo. No obstante, en sentido inverso era visto como un hecho igno- 5. Bloodsworth-Lugo, Mary K. In-Between Bodies: Sexual Di -fference, Race, and Sexuality, Suny Press, 2007.6. Dover, Kenneth J.  Homosexualidad griega . Vendimia Books, 1978. ISBN 0-394-74224-9, traducido al español por Editorial El Cobre Ediciones, Barcelona en 2008.7. Halperin, David. Cientos años de homosexualidad: Y otros ensayos en el amor griego . Routledge, 1989. ISBN 0-415-90097-2 8. Hornblower, Simon y Spawforth, Antonio (1996).  El diccio-nario clásico de Oxford  . Tercera edición. Prensa de la Uni-versidad de Oxford. En entrada “homosexual”. ISBN 0-19-866172-X.  Revista Justicia, No. 17 - pp. 78-110 - Junio 2010 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia J ORGE  M EJÍA  T URIZO , M AURY  A LMANZA  I GLESIA  81 C OMUNIDAD  L GBT : H ISTORIA   Y   RECONOCIMIENTOS   JURÍDICOS LGBT C OMMUNITY : H ISTORY   AND   LEGAL   RECOGNITIONS minioso y vergonzoso. En atención a esto, el tra-tadista francés Michel Foucault junto con otros  pensadores no tan célebres, sostuvieron en una concepción de género que denominaron “teoría queer  ” que la orientación sexual y la identidad sexual no corresponden a una categoría biológi-ca sino que son el resultado de construcciones sociales, tomando como uno de los argumentos de peso que la homosexualidad pre-moderna era diferente de la homosexualidad moderna, pues aquella era estructurada por edad, por sexo o por clase, en vez de igualitaria, así mismo sostienen que no existen roles sexuales natural o biológi-camente establecidos en la naturaleza humana, sino formas socialmente variables de desempe-ñar uno o varios papeles sexuales 9 .Como se ha podido establecer, las relaciones homoeróticas durante la esplendorosa Grecia antigua circulaba literalmente como moneda co-rriente, pero el carácter de estas era inminente-mente masculino, puesto que las relaciones entre mujeres tenían una reprobación y censura social muy alta. Y es que durante el imperio helénico el hombre o el varón gozaba de una supravalo-ración a tal punto que la mujer era soslayada e invisibilizada. De hecho, la máxima griega era, a este respecto, que “la mujer era para la re- producción, pero el hombre para el placer”. Se admitía que era imperioso mantener la especie,  pero que solo se podía encontrar placer en la re-lación íntima con otro hombre, ya que el hombre se consideraba un ser más perfecto que la mujer y, por lo tanto, la unión entre dos hombres sería más perfecta 10 .Por otra parte y siguiendo a otras civiliza-ciones, en los albores del imperio romano, las relaciones entre hombres libres eran duramente castigadas por una ley conocida como la ley es-cantinia , pero se permitía en los casos en que los esclavos ejercían un papel pasivo 11 . Con el devenir del tiempo algunas costumbres heléni-cas fueron permeando a la sociedad romana y esto generó que los actos homoeróticos fueren lentamente aceptados. Con la diferencia que en Roma, como quiera que la autoridad era ejerci-da por “el  pater   familias”, este aprovechando su  poder tomaba a sus esclavos para nes sexua -les, aun contra su voluntad. Quienes ejercían el  papel activo se conocían como “erastés” , y al  pasivo como “eromenos”  o efebos . Pero a to-das estas tendencias socio-sexuales le llegaría su punto de quiebre o declive, y fue justamente con la llegada del cristianismo al poder, aunque quizá un poco antes, cuando cualquier expresión de afecto homosexual se convirtió en tabú y se  proscribió su práctica. En 390 d.C. Teodosio I  proclamó una ley prohibiendo denitivamente todas las relaciones sexuales con los del mismo sexo, castigándolas con la pena de muerte 12 .  El Medioevo En la Edad Media con el i nujo de la iglesia, 9. Foucault, Michel (1984).  Historia de la sexualidad: El uso de los placeres y la inquietud de sí  .10. Dover, Kenneth J.  Homosexualidad griega . Vendimia Books, 1978. ISBN 0-394-74224-9, traducido al español por Editorial El Cobre Ediciones, Barcelona en 2008.11. Wilhelm Rein. Das Criminalrecht der Römer von Romulus bis auf Justinianus, 1844, p. 864.12. M. Hyamson, ed. and tr., Mosaicarum et romanarum legum collatio, London 1913 (reimpresión Buffalo, 1997), pp. 82-83.  Revista Justicia, No. 17 - pp. 78-110 - Junio 2010 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia  82 los tabúes y estereotipos contra la homosexua-lidad se acentuaron férrea e implacablemente. Tanto fue así, que se pasó de una relativa tole-rancia a la persecución descomunal e inhumana, haciendo que se condenaran a las personas con tendencias homoeróticas por el “pecado nefan-do”  y el delito de sodomía, esto es, por actos sexuales “contra natura”. La verdad   es que en ese contexto era difícil desligar o hallar distin-ción entre las acusaciones por estas conductas y  por herejía. Así las cosas, se produjeron en nom- bre de la santa inquisición torturas y vejámenes que comprendían la quema en la hoguera, la cas-tración, humillación pública, la aplicación de la  pera de la angustia 13 , entre otros.  Edad Moderna En España durante los inicios de la época moderna, la persecución de los sodomitas y la codicación de la sodomía como un crimen ne -fando y pecado contra natura, se acentuó para 1497. Los monarcas Isabel y Fernando, promul-garon la primera pragmática 14  contra la sodomía. Esta aumentaba la gravedad de las sentencias y  penas que se imponían contra los sospechosos de sodomía. Estas normas fueron inspiradas por la “setena partida” del siglo XIII, la cual esta- blecía que lo sodomítico era un “pecado contra la naturaleza y costumbre natural cometido por hombres entre sí”. La partida consideraba que el srcen de este mal provenía de Sodoma y Go-morra 15 .En materia de procedimientos acusatorios en casos del crimen nefando de sodomía, en 1530 el consejo supremo de la inquisición de Aragón había sentado el precedente para la práctica de un testimonio, jaba que un testigo aunque fuera un cómplice y un menor de veinticinco años de edad, servía como prueba y evidencia del deli-to. Solo si el testigo en cuestión resultaba ser la esposa, del reo acusado podía no investir la enti- dad suciente para actuar como testigo 16 . Por otros lados, en Florencia, Italia, surgió un hecho muy poco conocido en la historia de la comunidad LGBT, pero que representa la pri-mera reacción ante la opresión contra la incli-nación homoerótica. Se trató de un movimien-to de hombres jóvenes que en el año 1494, se agruparon en las calles orentinas desaando a las autoridades en su intención de reprimir la homosexualidad. Jóvenes de distintos estratos sociales dieron a lucir públicamente a sus pare- jas del mismo sexo y alegaban por sus derechos a los placeres. Ciertos jóvenes “particianos” de los Medici invadieron el palacio del gobierno y obligaron al “confaloniero” 17  a renunciar. Las 13. Artefacto en forma de pera que podía expandirse gracias a las cuatro partes móviles de las que constaba. Se introducía en el ano, vagina o boca de los acusados según el cargo que se les había imputado (herejes, homosexuales y brujas). La pera se iba abriendo lentamente hasta desgarrar los oricios de la víctima.14. La pragmática es la institución por la cual el rey crea leyes. Hay leyes para grupos privilegiados, pero no hay una ley para todo el territorio de la corona, aunque la pragmática tiene va-lidez en todo un reino.15. Garza Carvajal, Federico (2002). Quemando mariposas:  sodomía e imperio en Andalucía y México siglo XVI-XVII  . Barcelona: Ed. Laertes. 16. Tomás y Valiente, Francisco (1969). “El crimen y pecado contra natura”. En: VV. AA., Sexo barroco y otras trasgresio-nes pre-modernas . Madrid: Alianza. Véase Tomás y Valiente, Francisco (1969).  El derecho penal de la monarquía absoluta . Madrid: Ed. Tecnos.17. El  gonfaloniere  era uno de los nueve ciudadanos elegidos cada bimestre en forma rotativa, para formar el gobierno. Era el abanderado de la ciudad de Florencia, y custodio de su es- tandarte en www. Wikipedia.org.  Revista Justicia, No. 17 - pp. 78-110 - Junio 2010 - Universidad Simón Bolívar - Barranquilla, Colombia - ISSN: 0124-7441www.unisimonbolivar.edu.co/publicaciones/index.php/justicia J ORGE  M EJÍA  T URIZO , M AURY  A LMANZA  I GLESIA
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x