Puebla Querida

Please download to get full document.

View again

of 3
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Similar Documents
Information Report
Category:

Documents

Published:

Views: 2 | Pages: 3

Extension: PDF | Download: 0

Share
Description
Hacia finales del siglo pasado, entre los años de 1996 a 1998, tuve la oportunidad de conocer al profesor, pianista y amigo Mario Mundo Garcés. Durante aquellos años tomaba con él la clase de "Música popular" en la Licenciatura en música.
Tags
Transcript
  Puebla Querida Emilio Casco Centeno Mœsica Popular Hacia finales del siglo pasado, entre los a–os de 1996 a 1998, tuve la oportunidad de conocer al  profesor, pianista y amigo Mario Mundo GarcŽs. Durante aquellos a–os tomaba con Žl la clase de ÒMœsica popularÓ en la Licenciatura en mœsica. La clase representaba un valor agregado a la instrucci—n musical dentro un curr’culo musical acadŽmico, donde el repertorio Òcl‡sicoÓ (de Bach a Schoenberg) es el pilar de un estudiante. El estudio de piezas para piano de Agust’n Lara, Tata Nacho, entre otros, al que tanto me hab’a negado, sum— una experiencia nutrida que finalmente fue una ganancia en la interpretaci—n musical. DespuŽs de todo, era una mœsica que hab’a escuchado desde ni–o, a travŽs de los gustos  paternos, como muchos hemos experimentado a travŽs de la infancia. Mario Mundo GarcŽs Poco sŽ del profesor Mario Mundo GarcŽs, excepto por las anŽcdotas personales que con tanto gusto contaba a todos sus alumnos. Desde muy joven, segœn nos dec’a, se hab’a iniciado en la mœsica para tocar en diversos eventos. Su profesionalismo y enorme gusto por la mœsica que hac’a lo llev— a integrarse a grupos como ÒLos ChurumbelesÓ, ahora s—lo conocidos por unas cuantas  personas. Con este grupo realiz— diversas giras por el pa’s. Ya cerca de finales del siglo XX fue contratado por la entonces Escuela de Mœsica de la BUAP, para impartir clases dentro de la  primera generaci—n de la Licenciatura en Mœsica (1993). De las cosas que siempre recuerdo de Žl, fue su gran entusiasmo al llegar a clases con una gran sonrisa, su buen vestir y un portafolio lleno de partituras que dejaba siempre dispuesto al alcance de sus alumnos. A pesar de un problema de artritis del que padec’a en las manos, su interpretaci—n al piano era brillante, con sentimiento, y sobre todo con un estilo popular propio de los a–os de Agust’n Lara. Su estilo se caracterizaba por incluir arpegios, octavas, trŽmolos, y otros recursos, que daba galanura, lucimiento, sutileza y robustez, segœn se requer’a, a su ejecuci—n. Puebla, Puebla Querida  En la edici—n de mayo-junio de 1997, en la revista Sobresaliente , se public— un himno a Puebla que el profesor Mario Mundo GarcŽs dedic— a esta ciudad, siendo que Žl no era poblano (si mal no recuerdo era oriundo del Distrito Federal). El himno se intitulaba  Puebla, Puebla Querida , y la letra y mœsica fueron compuestas por Žl. Transcribo aqu’ la primera letra: Puebla querida Cuando yo veo tu suelo Se me ensancha el coraz—n Como si fuera en el cielo. Por eso yo te canto a ti Puebla, Ciudad angelical, Eres portento y belleza Son tus mujeres mi pasi—n A ti te doy mi coraz—n Ser‡s por siempre Mi dulce adoraci—n. Cabe se–alar que el himno se public— con la finalidad de compartirlo en todas las escuelas, donde Mario Mundo quer’a que se cantara. La revista, de hecho, indica que el himno fue publicado Òcon autorizaci—n del autor para su uso en las escuelasÓ. La mœsica es una marcha en comp‡s  binario y en una tesitura propia para que los ni–os puedan entonarla con facilidad. Legado  Mario Mundo GarcŽs dej— un legado para todos quienes tomamos clase con Žl. Su himno representa su gran amor y pasi—n por Puebla, y del que siempre hac’a menci—n en sus pl‡ticas. Como reconocimiento a su labor pedag—gica, se dedic— uno de los salones del edificio del actual Colegio de Mœsica, ubicado en la 8 Oriente 409, y que lleva su nombre. El maestro tiene ya algunos a–os de fallecido y sirvan estas l’neas como un peque–o homenaje y recordatorio de aquellas  personas que, como Žl, dejan una marca a travŽs de sus ense–anzas, su pasi—n por la mœsica, la docencia y por poner sus esperanzas en la juventud.  Ahora, a casi dos dŽcadas de distancia, lo recuerdo con gusto, no s—lo como profesor y  pianista, sino como un amigo que compart’a su experiencia y conocimiento con entusiasmo. Este texto fue publicado en el diario  El Popular  , Puebla, Pue., MŽxico, el viernes 3 de julio de 2015, en la secci—n de ÒFar‡ndula y CulturaÓ, en la columna semanal ÒSon, sonata y rockÓ; M—nica Delgado, editor; Valeria Bautista, dise–o editorial.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x