V. 16 (Num Especial) 2012/Abstract/El vínculo de pareja: Una posibilidad afectiva para crecer/Ortega

of 8
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information Report
Category:

Automobiles

Published:

Views: 5 | Pages: 8

Extension: PDF | Download: 0

Share
Description
The bond between a couple is one of the most important ties developed in people’s life. Its significance implies examining our personal beliefs on that concept and being open to learn and adopt certain attitudes on different aspects in the
Transcript
   Vol. 16, Especial, [23-30], ISSN: 1409-42-58, Noviembre, 2012 Revista Electrónica Educare URL: http://www.una.ac.cr/educare    Juan Ortega Rojas Artículo protegido por licencia Creative Commons 23 [Número publicado el 30 de noviembre del 2012] El vínculo de pareja: Una posibilidad afectiva para crecer C  ouple’s Bond: An Emotional Possibility to Grow  Juan Ortega Rojas 1 División de Educación para el trabajoCentro de Investigación y Docencia en EducaciónUniversidad NacionalHeredia, Costa Rica jortega1@costarricense.cr Recibido 15 de marzo de 2012 • Corregido 22 de octubre de 2012 • Aceptado 07 de noviembre de 2012 Resumen.   El vínculo de pareja se constituye en uno de los más importantes que construyen laspersonas en sus vidas. Tal relevancia implica, por un lado, la revisión de esquemas personales,sobre el concepto que se ha creado sobre este y, por otro, la disposición de aprender cosasnuevas y, con estas, asumir actitudes que tienen que ver con varios aspectos. Dentro de estos,podrían mencionarse los siguientes: i) aceptar a la persona tal cual es, en tanto algunos rasgosno atenten contra la dignidad de la otra, ii) mantener apertura constante a la comunicación,en particular, en momentos de crisis, iii) conocerse y valorarse a sí mismos, antes de conocer yvalorar al otro, iv) mantener o crear detalles que, de antemano, se sabe producen gratificaciónen la pareja, v) respetar compromisos adquiridos y vi) tratar de vivenciar cosas, a través delmovimiento de roles como una de las estrategias. Cada uno de esos elementos, debidamentedesarrollados, se constituye, a su vez, en recomendaciones que, de ser adecuadamenteimplementadas, facilitan la creación de vínculos más saludables y duraderos. Desde estemarco, el artículo pretende fomentar la revisión de ideas y conductas propias, en relacióncon el vínculo de pareja. Invertir tiempo en desarrollar actitudes y conductas pareciera ser elcamino que debe seguirse, para la construcción de un vínculo de pareja placentero, dentro enun ambiente de crecimiento mutuo. Palabras claves.   Pareja, vínculo, aceptación, comunicación, compromiso, respeto, detalles, cambio,roles, historia personal. 1 Magíster en Psicología Clínica Grupal, Licenciado en Ciencias de la Educación con énfasis en Orientación. Orientador del Ministerio de Educación Pública, Asesor Regional de Orientación de este mismo Ministerio. Actualmente académico de la Universidad Nacional y orientador de la Universidad Estatal a Distancia.  24    Juan Ortega Rojas Revista Electrónica Educare  Vol. 16, Especial, [23-30], ISSN: 1409-42-58, Noviembre, 2012 URL: http://www.una.ac.cr/educare Artículo protegido por licencia Creative Commons  Abstract.    The bond between a couple is one of the most important ties developed in people’s life.Its significance implies examining our personal beliefs on that concept and being open to learnand adopt certain attitudes on different aspects in the relationship, such as: i) accepting the otherperson the way he or she is, as long as his/her character do not damage the other person’s dignity,ii) constant communication, especially in times of crisis, iii) understanding and valuing oneself to understand and value the other person, iv) being thoughtful to please the other person, v)complying with commitments made and vi) trying new experiences by changing roles as one of thestrategies. These aspects become recommendations which appropriately undertaken will facilitatethe creation of healthier and longer lasting bonds. In this context, this paper aims at encouragingthe examination of your own behavior and ideas, in terms of couple’s bond. Taking some time todevelop different attitudes seems to be the way to achieve a pleasant bond within an environmentof mutual growth. Keywords. Couple, bond, acceptance, communication, commitment, respect, details, change, roles,personal story. Como seres sociales que somos, los seres humanos, en su mayoría, mantenemos, a lolargo del ciclo vital, diversidad de vínculos, dentro de los cuales y según algunos teóricos (Buscaglia, 1994; Satir, 1988; Villarreal, 1997), el de pareja ocupa un lugar muy importante. Sin embargo, y aun con tal relevancia, es común encontrar personas que manifiestan sentirsefrustradas o desilusionadas como producto de vínculos o del rompimiento de algunos queparecían buenos. Antes de continuar, sería importante distinguir entre vínculo y relación. En este sentido, decir que el vínculo de pareja es algo más que una relación tiene que ver con lo expuesto porLerner (2003) cuando afirma que el primero implica lazos afectivos importantes, una historia encomún, un espacio donde la comunicación y el compromiso están presentes. Por el contrario,en la relación la inversión de energía afectiva es menor.De acuerdo con lo anterior, es de suponerse que la relación de pareja vendría a ser unvínculo por lo que este implica y no una mera relación. En este sentido, el vínculo implicaríacierta armonía dentro de un proceso mutuo de dar y recibir.Por lo anterior, resulta de suma importancia, ante la necesidad personal de un vínculode pareja, tener claro el concepto que se maneja de lo que es un vínculo de esta naturaleza, entérminos de las necesidades que se pretenden llenar con él y, a la vez, lo que se tiene para dar.En este sentido es común escuchar a personas decir: “Mis relaciones no funcionanporque mi pareja no me llena”. Esta afirmación la encontramos usualmente en hombres ymujeres que a partir de su historia de vida llegan con muy poco que ofrecer esperando que supareja llene totalmente dicho vacío.Es comprensible lo anterior, si entendemos como causal de tal situación que en dichahistoria de vida hubo quizá carencias afectivas que en el aquí y ahora impiden la construcción   Vol. 16, Especial, [23-30], ISSN: 1409-42-58, Noviembre, 2012 Revista Electrónica Educare URL: http://www.una.ac.cr/educare    Juan Ortega Rojas Artículo protegido por licencia Creative Commons 25 de un vinculo saludable. Sobre este particular, teóricos como Buscaglia (1998) y Lerner (2003)plantean que el amor como una de las bases para la creación del vinculo con uno mismo y conlos otros tiene sus raíces en experiencias de crianza tempranas. Sin embargo, no por esta razónlas personas no podrán edificar relaciones y vínculos saludables que implicarían, desde locognitivo, entender que si bien es cierto la pareja contribuye, efectivamente, en la satisfacciónde una o más necesidades, dicho aspecto desde lo conductual se esperaría que fuese mutuo.No obstante y para no tener como consecuencia inmediata el fracaso, se hace necesario hacerrevisiones y cambios en los esquemas mentales de los cuales se profundizará mas adelante.Dentro de este marco y dando al vinculo de pareja un lugar preponderante dentro deldesarrollo de la persona, es que a continuación se desarrollan algunos factores que desdela experiencia, y desde lo que mencionan los autores y las autoras son importantes en suconstrucción. Aceptar a la persona tal cual es Esta recomendación, aplicable a cualquier tipo de relación y vínculo, es de granimportancia, pues la mayoría de las personas aspiran a que las otras actúen según su esquema de referencia previo, llámese a esto las estructuras creadas en etapas tempranas de la vida. A este proceso de pretender que los otros y otras sean y actúen bajo los esquemas propios, es loque Bernard (1988) llama sobreposición del mundo interno sobre el mundo externo. Aprender a discriminar lo mío de los demás es indispensable en el vínculo de pareja, pues de esta forma se permite al otro u otra actuar según las características de su personalidad. Noobstante, esta aceptación del otro u otra en términos de fortalezas y debilidades no aplica enaquellos rasgos que atenten contra la integridad de una de las dos personas.Es importante entender que la persona que se elija como pareja es un conglomerado derasgos y como tal va a poseer una serie de características consideradas como deseables y otrasque quizá no lo sean. Mantener líneas de comunicación abiertas Se ha dicho que la comunicación es la base del éxito en la interacción con las personas y,en efecto, esto pareciera ser muy pertinente. Pero en la cotidianidad y en momentos de crisis,particularmente, no es tan fácil como parece, pues existe la tendencia a repetir patrones decomunicación según lo aprendido en vínculos primarios y en relaciones previas.Como punto inicial, ante el interés de crear y consolidar vínculos de pareja, sería importante recordar el aporte de Ospina (1983), Satir (1998) y Villarreal (1997) sobre los patrones de comunicación construidos con personas con quienes se tuvo relaciones o vínculos en etapasprevias, en particular dentro del núcleo familiar. Es muy probable que de estas personas se  26    Juan Ortega Rojas Revista Electrónica Educare  Vol. 16, Especial, [23-30], ISSN: 1409-42-58, Noviembre, 2012 URL: http://www.una.ac.cr/educare Artículo protegido por licencia Creative Commons haya aprendido la forma de comunicarse en la actualidad con los otros y otras, a través demodelos saludables o asertivos o bien agresivos o disfuncionales. De ahí la sugerencia queplantean los mismos autores de autorevisarse en cuanto a estas herencias comunicacionales.Una vez realizada esta revisión, se estaría en capacidad de hacer modificaciones o bienmantener la forma de comunicarse que se ha utilizado hasta el momento, si se considera queha sido saludable en términos de asertividad, respeto, afecto, etc.En todo caso, abrir canales de comunicación entre la pareja vendría a significar queambas personas asuman el compromiso de compartir lo que corresponde a un vínculo, esdecir, desacuerdos, logros, metas en común, necesidades, etc., o bien desarrollar la disposiciónde aprender a hacerlo.Este aprendizaje puede resultar difícil porque implica modificar estructuras de pensamientoque, con el paso del tiempo, se han reforzado y manifestado de formas que se pueden catalogarcomo nocivas para la comunicación saludable, tales como silencios, agresiones, rupturas deacuerdos y otras que atenten con la llamada comunicación asertiva, definida por Satir (1988)como la capacidad de expresarse de una forma directa, honesta y respetuosa. Consolidar el vínculo a partir de autovinculaciones: el papel de la autovaloración La autoestima, definida como el amor por uno mismo, tiene, según Mézerville (2004),dos fuentes, una interna que es precisamente ese amor de la persona por sí misma, productode una autoevaluación positiva en términos de un reconocimiento claro de fortalezas ylimitaciones; y por otro lado, una fuente externa relacionada con lo proveniente de los otros.En este sentido, las palabras y gestos –sean estos positivos o negativos– vendrían a afectar elvalor que la persona se atribuye a sí misma.De esta segunda fuente externa forma parte la persona que se eligió para compartirdentro del vínculo de pareja.Un compartir que se vuelve más provechoso y placentero cuando se sabe que ese otroy otra es capaz de reconocer y expresar opiniones positivas en torno a sí mismo, a su pareja yal vínculo como tal, considerando como requisito para hacer ver al otro y otras sus fortalezasel poder reconocerlas en primera instancia en uno mismo. Es decir, difícilmente se puede veraspectos positivos en la otra persona, si resulta difícil o imposible verlos en si misma.Sobre la misma idea y en lo referente a la pareja, esta actitud de reconocer las fortalezas ylogros del otro no solo revitaliza el vínculo, sino que también produce el efecto de devolución,en donde el intercambio de palabras y gestos positivos se vuelve parte de la cotidianidad.Sin embargo, es relevante tener claro que ese intercambio de palabras y gestos positivosque favorecerían el crecimiento de la pareja no implique la fusión de ambos; por el contrario,dicho crecimiento se daría sobre la base de mantener como parte del vínculo: el tú, el yo y el   Vol. 16, Especial, [23-30], ISSN: 1409-42-58, Noviembre, 2012 Revista Electrónica Educare URL: http://www.una.ac.cr/educare    Juan Ortega Rojas Artículo protegido por licencia Creative Commons 27 nosotros; en este sentido, ninguno perderá la identidad (se mantiene el tú y el yo), pero seconstruirá un tercer espacio que abarca lo de ambos (el nosotros) compuesto por aquellasexperiencias, metas, logros que involucran a los dos. Con estas condiciones se pueden reconocerlas fortalezas y logros del otro, tomando en cuenta que es en los espacios individuales del tú yel yo, donde hay oportunidad de mirar al otro u otra desde otro ángulo. El nivel de crecimientode ese nosotros dependerá entonces del aporte que ambos den al vínculo y de la satisfacciónque se sienta en el compartir con ese otro, lo cual a su vez es una consecuencia del disfrute quecada uno tiene del sí mismo como ser individual. Mantener por siempre los detalles Es usual que en la etapa de enamoramiento los seres humanos muestren una serie deactitudes que llevan como fin la conquista. Podemos hablar de palabras, mensajes escritos,obsequios entre otra gran variedad.Estos detalles, que en un inicio tuvieron como consecuencia favorecer el enamoramiento,con frecuencia se pierden a medida que el vínculo avanza hacía otras etapas. Pareciera ser queuna vez cumplido el objetivo de conquista, ya no tiene sentido el mantener aquello que facilitóel proceso.De acuerdo con Buscaglia (1994, 1998) los seres humanos tenemos la valiosa capacidadde enamoramiento y de amar. No obstante, tal estado se mantiene en tanto exista la motivaciónnecesaria para asumir el compromiso que el vínculo de pareja requiere.Dicha motivación no emerge de la nada. Son esos detalles que a veces parecieraninsignificantes los que hacen que ambas personas sientan gratificación y, con ella, el deseo decontinuar. Son esas actitudes y conductas las que permiten aun en fuertes crisis consolidar elvínculo, en vez de terminarlo.¿Cuáles son esos detalles? Esa es la pregunta que cada quien tiene que contestarse.Investigar con detenimiento y amor qué cosas hacen sentir bien a la otra persona y aprovecharfechas que son importantes como aniversarios o cumpleaños para sorprenderla (o) con unode esos detalles; o bien hacerlo en cualquier momento cuando menos lo espera. Y sobre todomantener esa actitud por siempre; no importa si se tiene uno o veinte años de unión. Ahora bien, por historia de vida algunas personas presentan resistencia a dar y recibir afecto a través de las diversas manifestaciones. No obstante, es ahí donde se puede asumir laactitud y la apertura a aprender. El dar y recibir afecto es una conducta que podríamos llamarinnata; basta con ver a los niños pequeños para darnos cuenta de esto. Son las experiencias atempranas edades las que pueden hacer que las personas se resistan a amar y a ser amadas. Sinembargo, estoy convencido de que la necesidad de afecto desde el contacto físico y desde lasmanifestaciones orales son una necesidad humana, y podría ser el vínculo de pareja un espaciopara reparar heridas y crecer en el vinculo tal cual se ha descrito.
Recommended
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x